Qué es el quitosano y para qué se usa

¿Qué es el quitosano y para qué se usa?

El quitosano, una molécula sorprendente

El quitosano o chitosán es uno de los polímeros más abundantes de la naturaleza. El término deriva del griego χιτών que en español significa “coraza”.
Se obtiene a partir de un proceso de desacetilización de la quitina, un polisacárido, elemental en la formación de los exoesqueletos de crustáceos, insectos y paredes hongos.
Entre sus numerosas propiedades el quitosano es biodegradable, biocompatible y no tóxico. Tiene importantes aplicaciones en una gran variedad de sectores industriales. Lo vemos en medicina como agente procoagulante y hemostático. En alimentación y nutrición vemos su uso como espesante, emulsionante y conservador de alimentos además de como un popular saciante y capturador de lípidos. En la industria química sus propiedades floculantes (puede captar sólidos en suspensión) se aprovechan para procesos de aglutinación y precipitación. Además de tener propiedades quelantes es una poliamida que se usa en el desarrollo de plásticos biodegradables y ultraresistentes de nueva generación. Es quizás es en la agricultura donde su uso está tomando mayor protagonismo gracias a beneficios directos sobre el rendimiento de los cultivos.
Molecula_Quitosano_Glucosamina_Poli-d

El uso del quitosano en la agricultura

En agricultura el quitosano entra en la categoria de los bioestimulantes, es decir sustancias que alteran los procesos vegetales mejorando su rendimiento. Son tales los beneficios de este tipo de productos, tan accesibles de forma natural y sin factores negativos que no tenemos duda de que en unos años serán parte de la cartera de productos básicos de cualquier agricultor.
El quitosano es mejor conocido por su capacidad como inductor de defensas. Las moléculas de quitosano son capaces de activar el sistema SAR (System acquired Resistance) y HR (High sensitive Response) de las plantas. Ambos procesos clave en el arsenal de defensa disponible para los vegetales. Estos sistemas funcionan estimulando el vigor general y produciendo fito alexinas y proteínas relacionadas con patogénesis. En pocas palabras preparan a las plantas para enfrentarse a su peor enemigo, fortaleciendo su estructura y acelerando su desarrollo.
Las propiedades agronómicas del quitosano son antifúngicas, antimicrobianas, antivirales, inductora de defensas y estimuladoras de creciemiento. Puedes aprender más sobre los efectos concretos en cultivo descargandote nuestra Hoja técnica de producto.
Los efectos del quitosano y su intensidad vienen dados en primer lugar en base a su formulación específica, segundo a su aplicación y tratamiento y tercero al tipo de cultivo y sus problemáticas particulares.

Beneficios agronómicos del quitosano:

  • Estimula el crecimiento vegetativo
  • Estimula la producción de raíces
  • Estimula la floración
  • Estimula la absorción y movilidad de nutrientes
  • Fortalece las estructuras de la planta (Aumenta el grado de lignificación y suberización)
  • Estimula la síntesis de compuestos bioquímicos.
  • Reduce el estrés abiótico
  • Reduce la dispersión de enfermedad en la planta
  • Reduce el impacto de ataques fúngicos, bacteriales y virales
  • Reduce el impacto de ataques de insectos y nemátodos

Obtención y formulación

La calidad y efectividad del quitosano se ven ampliamente influenciadas por los métodos de obtención de la quitina y su posterior formulación.
La quitina se obtiene como residuo industrial ecológico, su origen está en los desechos industriales de crustáceos de la industria alimentaria.
Formulacion_Quitosano_quitina_chitosan
De esa materia prima pasamos a su extracción para más tarde formular el quitosano. Este proceso es muy importante porque de él se derivan muchas variables en el resultado del producto final. La masa molar del polímero, la cantidad de material insoluble, el grado de pureza o la efectividad como bactericida o fungicida entre otras. Esto se traduce en distintos grados de absorción del quitosano por parte de la planta afectando su eficiencia y el espectro de beneficios que estará disponible para la planta y en definitiva para el agricultor.
Aunque en el mundo cientifico la quitina y el quitosano llevan una andadura importante en los terrenos de la innovación, esta molécula sigue siendo una gran desconocida comercialmente. Ya comenzamos a ver cierto liderazgo en el uso de bioestimulantes por parte de los sectores más punteros e innovadores de la agricultura. Dato que probablemente seguirá creciento gracias a sus bondades ecológicas, su efectividad y su bajo coste.